Nuestro establecimiento no se hace responsable de los objetos olvidados en espacios públicos o comunes ni por objetos olvidados en el interior de los alojamientos una vez realizado el check out.

Los objetos perdidos u olvidados se guardan en el establecimiento durante un periodo de entre tres y 6 meses meses con una referencia al alojamiento y a la fecha de salida, de modo que el cliente pueda reclamarlo. Cumplido el plazo, el huésped no tendrá derecho a reclamación alguna.

Dado que nuestros establecimientos se ubican en su mayoría en pueblos sin oficina de correos al uso, NO se realizarán envíos de ningún tipo. Se podrá recoger tanto personalmente como por un servicio de mensajería (en ambos casos previa coordinación previa con el encargado) en el propio establecimiento donde se produjo el olvido o en otro de nuestros establecimientos que le pudiera resultar más cómodo.