Octubre presenta un espectáculo cósmico, planetas, eclipses, lluvias de meteoros, curiosidades…<span class=3 min read" class="img-responsive" />

En el mes de octubre tenemos unas 13 horas diarias para observar el cielo nocturno. Además, el cambio de hora, que tendrá lugar como es habitual en la madrugada del último domingo de octubre, aumentará la sensación de nocturnidad por las tardes hacia final de mes, pues a partir de ese momento el atardecer tendrá lugar a una hora civil más temprana. El cambio de hora se realizará a las 3:00 horas de la madrugada del domingo 26, cuando deberemos retrasar todos nuestros relojes para ponerlos a las 2:00. Por tanto, ese domingo tendrá oficialmente 25 horas.

La fase de Luna llena se alcanzó el miércoles 8, cuando nuestro satélite se encontró en una posición aún bastante cercana a la Tierra, pues el perigeo (el punto de mayor aproximación Tierra-Luna) tuvo lugar lugar dos días antes. La luna llena de octubre se denomina a veces ‘Luna del cazador’ por tratarse de un momento favorable para la caza nocturna. El novilunio tendrá lugar el jueves 23. En octubre, Venus está demasiado cerca de la visual al Sol, pero Marte y Júpiter se verán brillantes y serán fácilmente observables. Marte será visible durante un par de horas después del anochecer. El día 28, hacia las 20h, estará muy cerca de la Luna creciente hacia el Suroeste. Durante unas cinco horas antes del amanecer podremos observar Júpiter en Cáncer, se verá alto en el horizonte justo antes de que despunte el día. Precisamente justo antes del amanecer del día 18, mirando hacia el Este, el gigante gaseoso formará una bonita estampa con la brillante estrella Régulo y la Luna menguante.

eventos_astronomicosEn octubre sucederán dos eclipses, pero ninguno de ellos será visible desde España. El día 8, durante el plenilunio, tendrá lugar un eclipse total de Luna; mientras que el día 23, durante el novilunio, tendrá lugar un eclipse parcial de Sol. El eclipse total de Luna será visible desde Asia, Australia, América, y desde el océano Pacífico. Su fase de totalidad durará casi una hora. El eclipse parcial de Sol del día 23 podrá verse antes del atardecer desde la mayor parte de Norteamérica. El máximo del eclipse parcial se producirá en el territorio de Nuvanut (Canadá), cerca de la isla Príncipe de Gales, lugar en que el 80 % del disco solar quedará escondido por la Luna. En las ciudades de Vauncover, Denver y San Francisco, solo quedará oculto algo más de la mitad del disco solar.

Durante este mes podremos contemplar dos lluvias de meteoros. Las Dracónidas son pequeños fragmentos del Giacobini-Zinner, un cometa de 6 años de periodo. Es una lluvia relativamente débil, excepto en los años en los que el cometa se acerca al Sol. El máximo de actividad de esta lluvia tendrá lugar el día 9 de octubre, es decir, el día siguiente al plenilunio, con la Luna muy brillante iluminando el cielo, por lo que no se espera poder apreciar muchos meteoros. Las Oriónidas están originadas por fragmentos procedentes del famoso cometa Halley, un cometa de 76 años de periodo que nos visitó por última vez en 1986. Las Oriónidas suelen generar unos 20 meteoros por hora. Su máximo tendrá lugar el día 21 de octubre, muy cerca de la Luna nueva, por lo que resultará interesante realizar su observación en torno a esas noches oscuras.

El día 19 de este mes tendrá lugar un fenómeno astronómico excepcional: el cometa Siding Spring se aproximará a tan solo unos 140.000 kilómetros de Marte, esto equivale aproximadamente a un tercio de la distancia Tierra-Luna. No se piensa que el cometa suponga un gran peligro para ninguna de las naves espaciales que se encuentran orbitando al pequeño planeta, ni para los dos robots que recorren su superficie (Curiosity y Opportunity), pues no parece que el cometa genere una gran lluvia de meteoros. Sin embargo, esta aproximación ofrecerá una ocasión extraordinaria para la observación de un cometa desde el planeta rojo.