Consejos para una conducción segura en invierno<span class=2 min read" class="img-responsive" />

Una conducción prudente y un correcto estado de conservación de las carreteras son las herramientas fundamentales para garantizar la seguridad de la circulación. El seguimiento de unos consejos básicos por parte de los conductores contribuye a garantizar su seguridad durante la temporada invernal, especialmente en las zonas en las que las bajas temperaturas cubren de hielo o nieve las carreteras.

Qué se debe llevar siempre:
Equipamientos legales: chaleco reflectante y triángulos de avería.
Cadenas
Anticongelante para el sistema limpiaparabrisas y líquido refrigerante
Rascador de hielo
Paño anti-vaho
Ropa de abrigo, guantes y calzado, a ser posible resistentes al agua.
Una linterna
Algunos alimentos ricos en calorías
Cables de batería
Teléfono móvil y cargador.

Consejos para conducir en invierno:
Utilizar cadenas
Revisar el sistema de refrigeración, el nivel de líquido anticongelante, el estado de los neumáticos, el alumbrado y los frenos.
Comprobar el estado de las escobillas. Es aconsejable añadir un poco de anticongelante al líquido limpiaparabrisas.
No frenar bruscamente, ni provocar violentos movimientos del volante.
Reducir la velocidad y mantener la distancia de seguridad.
Evitar zonas sombrías, ya que hay más probabilidades de que haya hielo.
Llenar el depósito del vehículo antes de iniciar un desplazamiento.
Dejar los limpiaparabrisas levantados si aparca su vehículo. Evitará que el peso de la nieve los rompa.
No poner nunca el freno de mano si hay helada. Dejar una marcha metida.
Arrancar el vehículo con la segunda marcha. Después, utilizar las marchas más largas que permita el motor.
Calentar la llave con un mechero e introducirla lentamente si se congela la cerradura.
Rociar con alcohol los cristales si están helados.
Evitar el aquaplanning levantando suavemente el pie del acelerador y sujetando fuerte el volante, pero nunca frenando.

conduccion segura

Consejos para un buen uso de las cadenas:
A la hora de ponerlas, aparcar a un lado de la vía para no impedir el paso de otros vehículos.
Circular con precaución una vez colocadas, a 30 km/h como máximo
Procurar no circular sobre asfalto sin nieve con las cadenas.
Limpiar bien las cadenas después de su uso y secarlas completamente.

Cómo poner las cadenas:
Extiende la cadena bien ordenada y hazla pasar por la parte interior de la rueda.
Levanta la cadena por los extremos hasta la parte superior del neumático y cierra el aro flexible, dejándolo apoyado sobre el neumático.
Une ahora los dos enganches de color de la cadena, cerrándola en su parte exterior.
Empuja el aro flexible hacia el interior de la rueda, asegurándote de que queda sobre la banda de rodadura. Pon especial atención a este punto porque es importante.
Haz pasar la cadena de color a través del soporte tensor y estira de ella enganchando en cualquier lugar de la cadena el extremo de la goma una vez tensada.