La ecogastronomía o cómo practicar una cocina sostenible<span class=2 min read" class="img-responsive" />

Ecogastronomía: Esta propuesta gastronómica apuesta por producciones agroalimentarias de pequeña escala y variedades agroganaderas locales.

Algunos de los cocineros más mediáticos buscan la autenticidad de los alimentos en los ecológicos, pero los cocineros locales, en su particular apuesta por reivindicar viandas de proximidad y tradicionales, ayudan a mantener las producciones locales y juegan un papel clave en la diversidad biológica agraria.
Los alimentos ecológicos son más nutritivos y saludables Nuevos negocios verdes: desde cestas de regalo hasta camisas ecológicas, Vinos ecológicos: buenos, sanos y asequibles Ecoagroturismo, una necesaria vuelta de tuerca al turismo rural
Este es el eje principal de la propuesta de “Ecogastronomía” que acaba de poner en marcha la Fundación Ecoagroturismo dentro de la red Ceres Ecotur de turismo rural y agroturismo ecológico.

Para consolidar los proyectos de turismo ecológico y responsable se hace necesaria una apuesta por la promoción de los recursos gastronómicos y agroalimentarios de los territorios rurales donde actúan las empresas de turismo.

Se intenta promover la soberanía agroalimentaria rural y poner en valor los restaurantes que trabajan con alimentos ecológicos, de proximidad y que pongan en valor, por ejemplo, la pesca sostenible, las razas ganaderas autóctonas o alimentos tradicionales.

Esta propuesta gastronómica apuesta por producciones agroalimentarias de pequeña escala y variedades agroganaderas locales, así como por una oferta acorde con la tradición del lugar.Ecogastronomía

De momento sólo están los restaurantes o las cocinas de los alojamientos rurales englobados en la red de turismo rural sostenible de la Fundación.

Sin embargo, la idea es ir incorporando todos aquellos restaurantes de toda España que cocinen con ecológicos, pescado sostenible o alimentos del “Arca del Gusto Slow Food” -iniciativa que recupera alimentos y productos gastronómicos artesanos de excelencia elaborados a pequeña escala y en peligro de desaparición-.

Los establecimientos gastronómicos y restaurantes ubicados en un entorno rural que quieran acogerse a esta iniciativa podrán hacerlo a través de dos vías, con un menú ecogastronomía (primero, segundo y postre) elaborado al 100 % con alimentos bio, de variedades autóctonas en peligro de extinción o de pesca sostenible.

Y, en el caso de que el restaurante disponga de carta, al menos el 50 % de su oferta se debe ajustar a estas características, aunque también se valoraran otros aspectos como el hecho de que esté en un edificio rural histórico o de valor etnográfico, así como que se trate de un restaurante que minimice su impacto en el medio.

De esta forma se puede lograr una colaboración activa y real entre el sector turístico y el sector primario local, así además posicionar los destinos turísticos rurales como destinos ecogastronómicos.

Fuente: Agencia EFE