En el Bulín continuamos con la temática de las vacaciones, ya que estamos terminando el verano y queremos aportar todas las soluciones posibles que suelen darse en esta época del año. Mientras hace una semana hablábamos de cómo pasar vacaciones en familia. en esta ocasión venimos a hablar de cómo pasar las vacaciones con tu mascota.

Hoy en día son muchos los hogares que cuentan entre sus paredes con algún que otro miembro peludo dentro de la familia, y es a la hora de organizarse la escapada familiar cuando vienen los problemas y el agobio: ¿qué hago con mi perro o gato si me voy? Por supuesto, no se concibe la idea de tener que abandonar al animal, ya que es una gran responsabilidad que se asumió en el momento de su adquisición. Para no perder la cabeza y poder disfrutar de unas vacaciones con tu mascota, desde El Bulín te vamos a aportar diferentes soluciones.

Antes de viajar…

Los detalles pre-viaje son los más importantes y los cuales tienes que cuidar para no llevarte un susto en medio del viaje.

Lo primero, la documentación. Si vamos a pasar de la frontera, tu mascota deberá ir provisionada con su correspondiente pasaporte. La documentación aportada por el veterinario también es crucial para comprobar que tu animal está al día con las vacunas.

Igual de importante es el chequeo veterinario, para asegurarnos de que nuestra mascota se encuentra en las condiciones óptimas de viajar.

¿Dónde nos alojamos?

Lo primero que debe estar claro es el destino elegido para poder ir a pasar las vacaciones. En cualquier caso y sea cual sea el destino, existe una gran variedad de portales especializados en alojamientos con animales, así como hoteles y casas rurales que admiten perros o gatos. Sin duda, éste va a ser uno de los que tendrás que escoger en tus vacaciones. Una cuestión primordial a la hora de seleccionar el alojamiento: si te vas a cenar o a visitar el lugar donde te encuentres, posiblemente tu mascota se encontrará agobiada y podrá ladrar y molestar a los demás. Por esta precisa razón, la vía más aceptable sea escoger una casa rural o apartamento turístico que admita mascotas donde la molestia sea mucho menor.

¿Qué medio de transporte utilizo para irme de vacaciones con mi mascota?

Que no cunda el pánico; la mejor opción (si no vas a viajar muy lejos y no tienes que coger avión) sería utilizar el coche propio. Si no es el caso, hay otras opciones de transporte como el tren o el barco con compañías que disponen de billete especial para mascotas.

Una vez instalados ya en el destino y con esta época que corre, lo que más apetece es ir a buscar sitios donde tomarse un buen refresco del buen tiempo. ¿Y qué hago con mi perro? No pasa nada, en la actualidad la accesibilidad es uno de los puntos fuertes, y en muchos lugares ya existe la etiqueta “Pet Friendly”; tú y tu amigo de cuatro patas podréis disfrutar sin problemas de la ciudad.

Viajo demasiado lejos y no puedo irme con mi mascota…

Puede suceder que por motivos personales u otras circunstancias no puedas viajar acompañado de tu mascota. Para que encuentres la mejor opción, desde el Bulín te damos varias soluciones.

Lo más cercano sin duda es tu familia, y posiblemente tendrán a tu pequeño amigo de cuatro patas como uno más. Por una semana de vacaciones no sucede nada, pero te tienes que asegurar de que ellos van a estar cómodos al cargo de sus cuidados y de que el animal esté bien educado. Si no quieres comprometer a los más cercanos de tu familia, siempre puedes acudir a tu veterinario, siempre y cuando éste sea de confianza y adore a tu fiel amigo. Debes saber que esta opción no es igual que si se queda el animal en un alojamiento para mascotas, por lo que debes asegurarte previamente de las condiciones en las cuales se va a quedar tu compañero y, sobre todo, durante cuánto tiempo va a estar en el veterinario.

En el caso de las personas que tengan un gato como mascota, es mucho más sencillo puesto que son animales mucho más independientes y resulta suficiente con que alguien de confianza pase varias veces al día para comprobar que tiene suficiente agua y comida. Los gatos saben cuidarse perfectamente solos, y seguro que ellos tendrán sus propias vacaciones si los dejas en casa.

Estamos en plena era de las tecnologías y las comunicaciones por redes sociales. Existen multitud de plataformas con cuidadores de animales que tienen distintas opciones para quedarse con tu mascota: darles paseos, ir a tu propia casa a cuidarlo, o llevárselo a la suya durante el tiempo que estés fuera. Solo tienes que mirar el perfil y quedar con la persona que se vaya a encargar de tu fiel amigo.

La opción más recurrida son las guarderías de animales. Muchas de ellas suben fotos a internet para que puedas comprobar cómo está tu pequeño en todo momento y es la opción más cómoda para despreocuparte y dejar a tu animal de compañía en buenas manos mientras tú estás viajando.

Si tus vacaciones solo van a ser un par de días y no te quieres comer en exceso la cabeza, existen unos comederos inteligentes con los que se puede racionar la comida a través de una aplicación en el móvil. Muchos de estos comederos además cuentan con unas cámaras para poder observar lo que hace tu mascota en todo momento y que puedas llevar un control más exacto mientras te das un baño en la piscina o haces una ruta de excursión en plena naturaleza.

Ya conoces los puntos clave para poder viajar con tu mascota sin tener que sufrir. Lo más importante de todo es saber que si tienes una mascota no es un juguete, es una responsabilidad y como tal tienes que hacerte cargo de ella, abandonar o regalar a tu mascota nunca es una opción.

Si pasamos las vacaciones en familia añadiendo a nuestro amigo peludo, serán todavía mucho más divertidas.

Las casas rurales El Bulín están situadas en plena naturaleza, dentro de algunos de los pueblos más pintorescos de la Comunidad de Madrid y Segovia, y a tan sólo una hora de Madrid.

Elige aquí tu casa rural según el número de plazas que necesites, su localización, o sus principales características.