Disfruta del espectáculo que nos ofrece el cielo #Astronomia<span class=3 min read" class="img-responsive" />

Os presentamos los fenómenos más atractivos que tendrán lugar en la bóveda celeste  este mes: planetas, eclipses, lluvias de meteoros, curiosidades cósmicas y toda la información para disfrutar del Cosmos.

El otoño del Hemisferio Norte (y la primavera en el Sur) comenzará el 23 de septiembre a las 4.29 de la madrugada en Madrid (3.29 en Canarias). Ese día, el día del equinoccio, la noche tendrá una duración igual a la del día: 12 horas. Y de ahí se deriva la palabra equinoccio, del latín aequi noctium que significa «noche igual». En el equinoccio, los dos polos de la Tierra están a la misma distancia del Sol y sólo una mitad exacta de la Tierra está iluminada. En ese día el Sol nace exactamente por el punto Este y se pone exactamente por el punto Oeste.

En los polos terrestres, el día del equinoccio es muy especial. En el Polo Norte se pasa de un periodo de seis meses de día a un periodo de seis meses de noche. Allí, el día 23, el Sol se verá durante 12 horas como medio disco rasante sobre el horizonte que se esconde para no volver a ser visto hasta el equinoccio de primavera.

La Luna llena de septiembre tendrá lugar el día 9. Y de nuevo, como en julio y en agosto, tenemos una Superluna. En efecto, en ese día nuestro satélite se encontrará muy cerca del punto de su órbita más cercano a la Tierra, el perigeo. La Luna habrá pasado exactamente por su perigeo justo el anterior (el día 8). En este punto del perigeo, nuestro satélite está unos 50.000 kilómetros más cercano que cuando se encuentra en el punto más lejano, el apogeo. Esto hace que el tamaño aparente de la Luna llena sea un 16% más grande y que su brillo sea un 30% más alto. La Luna de septiembre culminará la serie de tres Superlunas que están teniendo lugar en julio, agosto (que fue la mayor) y ahora en septiembre.

La Luna llena más próxima al equinoccio se denomina Luna de la Cosecha, pues la luz de este plenilunio permitía extender a la noche las labores de recolección propias de esta época del año.

En septiembre seguimos teniendo, como en agosto, dos luceros matutinos y dos vespertinos. Hacia el Suroeste, justo después del atardecer podremos observar Marte y Saturno, en Libra, cerca de la estrella rojiza Antares. Se verán durante más de dos horas después del anochecer.140418081736-nr-nasa-kepler-186f-may-sustain-life-00001723-story-top[1]

Durante tres horas antes de que despunte el día, hacia el Este, podremos observar Júpiter en Cáncer relativamente alto. Dos horas más tarde, durante una hora, veremos a Venus en Leo, cerca de la estrella Régulo. Justo antes del amanecer del día 21, mirando hacia el Este, Júpiter formará una bonita estampa con la brillante Régulo y la Luna menguante.

Este mes podremos disfrutar especialmente de la gran constelación de Pegaso, cuya principal característica es su gran cuadrado, tan presente en los cielos nocturnos de septiembre.

Fuente: El País